¿Cómo elegir tu base de maquillaje ideal?

¿Cómo elegir tu base de maquillaje ideal?

La base de maquillaje, como su nombre lo indica, es la base para que tu maquillaje sea perfecto! Si querés que sea natural, duradero, sin brillo, etc, la base es fundamental. Pero como con todos los maquillajes y productos de mujer, nos encontramos con tantas opciones que es muy difícil elegir cuál necesitamos!

Te contamos los tipos de bases de maquillajes y sus uso, para que puedas elegir con conocimiento según lo que busques. Hay diferemtes tipos de base, según su textura: compactas, fluídas, crema y mousse. La aplicación de todas ellas debería ser igual y fundirse con la piel difuminando al máximo el maquillaje en el rostro. Las características de cada una son las siguientes:

Compactas: Son más espesas y cubren más. Perfectas para unificar la tez. Ofrecen un acabado aterciopelado, para aquellas que quieran camuflar imperfecciones o prefieran un maquillaje un poco más formal. Pueden ser en crema (un tanto satinado, ideal para pieles mixtas y secas) o en polvo (para maquillajes rápidos, es un dos-en-uno, perfecta para las pieles que tienden a brillar)

Fluídas: Son ideales para obtener un resultado natural, ya que no cubren mucho y permiten unificar el tono con ligereza. Son las más usadas, sobre todo durante el día. Existen dos tipos diferentes: los fluidos hidratantes, que ofrecen un efecto satinado y luminoso apto para todo tipo de pieles y los fluidos mate, que atenúan las imperfecciones y aportan un acabado aterciopelado y mate al maquillaje. Son ideales para las pieles con brillos y pieles mixtas tirando a grasas.

Cremas: es más discreto, aunque cubre menos. Tiene la ventaja de que es fácil de utilizar, aporta un toque de color natural y delicado a la piel. También puede servir como crema de día, ya que está enriquecido de sustancias hidratantes y muchos contienen filto UV para protegernos del sol.

Mousse: Son menos comunes e ideales para pieles jóvenes sin imperfecciones. Es muy ligera, aportan a la piel un aspecto aterciopelado. Cubren ligeramente y su textura a base de gel en polvo sueltos es muy fácil de aplicar y ofrece una agradable sensación a la piel. Es apta para todo tipo de pieles, hasta para las más delicadas.

Bueno, ya tenés toda la data para elegir la base que más te convenga. ¿Qué tono elegir? Es mejor que elijas el tono más similar al tuyo posible. Para eso, aplícate un poco en la mano (generalmente en las perfumerías hay un probador). El tono que se funda con el tuyo será el adecuado para vos!