cuidado hombres

Consejos de belleza masculina

Que a algunas mujeres les agrade la barba de un par de días no significa que te prefieran sucio o desaliñado. Lavá siempre tu barba con abundante agua y jabón. Si preferís afeitarte al ras, lo ideal es hacerlo después de una ducha con agua caliente, pues eso abre los poros y ablanda el vello. El resultado será excelente.

Si tu barba crece en todas las direcciones te recomendamos afeitarte hacia abajo en la cara, y hacia arriba en el cuello. No te afeites en todas las direcciones.  Al principio no quedarás tan bien afeitado, pero si sos constante con este método, la barba comenzará a crecer ordenadamente al cabo de unas semanas.

Para lograr una sonrisa impecable, debes cuidar mucho tus dientes, cepillalos al menos tres minutos luego de cada comida, y siempre antes de ir a dormir y al levantarte. Visita al odontólogo periódicamente. 

El mejor momento para cepillar sus dientes, es después del desayuno. Cepillándolo por lo menos tres minutos, incluyendo las partes bajas cercanas a las encías, podrá tener el mejor de los blancos. Hacer esto después de cada comida, lo ayudará también a liberarse de las partículas de alimento, que pueden causar caries y feos olores.

El cabello, largo o corto, debe estar limpio y prolijo. A veces no es suficiente con sólo lavarlo con champú, es necesario dar un masaje sobre el cuero cabelludo, en especial para prevenir la caída del cabello. También debes enjuagar bien si utilizas crema acondicionadora para evitar que el cabello se torne graso y pesado fácilmente. 

Aunque nos bañemos seguido, muchos de nosotros pensamos que es tan fácil como usar mucha agua y un buen jabón. Nada más lejos de la verdad: debes utilizar cada tanto un gel exfoliante o pasar al menos una esponja vegetal al bañarte. Esto elimina las células muertas y deja la piel hidratada, suave y fresca. Si lo haces por lo menos una vez por semana, di adiós a la piel reseca y las asperezas que te dan tan mal aspecto. 

Un truco para que las cejas descontroladas tengan una buena apariencia consiste en peinarlas hacia arriba con una peinilla o con un cepillo de dientes limpio y usar unas tijeras pequeñas para cortarse las puntas que den problemas.