fbpx

Una buena hidratación es indispensable luego de toda depilación para que la piel se recupere más rápidamente de la agresión recibida.

Para evitar cualquier irritación o enrojecimiento de la piel, que suele aparecer luego de la depilación con cera, es aconsejable no tomar sol, y tratar de que las piernas estén en contacto con el aire. No usar vaqueros o medias, para que la piel se recupere más rápido.

El aceite de lavanda ayuda a desinflamar la piel.

Pasadas las 48 horas de la depilación, es conveniente aplicar cremas reductoras de crecimiento del vello, que ayudan a que crezca más lento, más fino y que luzcamos perfectas por más tiempo.